By Luca

Agadir es la parada más floja de todo el crucero. Si os gusta tomar el sol en el barco y la piscina y ya habeis comprado algo en Casablanca (incluido el aceite de Argán, que es más barato) y os habeis empapado de cultura marroquí, casi os diría que no bajaseis.

Lo único que merece la pena es visitar la playa (inmensa y bien acondicionada) y el paseo marítimo (que ahora está siendo reformado y está cerrado). El resto es una ciudad caótica con calles mál arregladas etc.

Nosotros nos bajamos por nuestra cuenta en uno de los mil taxis que hay esperando. Aunque la verdad es que están bien organizados (la policía es quien les va dando paso en función de la gente que va bajando) y con precios fijos (nada de regateo, que es mejor porque así no te engañan). En realidad sólo bajamos los hombres, las mujeres se quedaron en el barco aprovechando que hacía muy buen día para tomar el sol. Y no se perdieron nada… salvo un taxista que era un show, muy divertido y que conducía como un loco.

Anuncios

0 Responses to “– Empress-Día 5-Agadir”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: